Fokina no sabe nadar, pero es que cada uno tiene su propio ritmo de aprendizaje. Nuria está harta de su vergüenza y decide escribirle una carta. ¿Por qué Lola ya no quiere ir al cole? Las letras deciden echar a la H del abecedario. Carolina cree que no tiene ningún talento especial hasta que le dan un premio. Rocío no tiene fuerza en las piernas y tiene la columna desviada, pero se propone ser la mejor nadadora… ¿Lo conseguirá? Trabajar la cooperación, la tolerancia, el esfuerzo y la empatía hará que la vida en el cole sea una experiencia rica y gratificante.

Otros libros

Pupi en busca del silencio
Pupi y los verderolos
Pupi y el misterio de Nefertiti
Pupi y los fantasmas
Pupi y el monstruo de la vergüenza
Pupi va al hospital
PupiAtlas
Pupi en el País de las Hadas
Pupi y la aventura de los cowboys
El cumpelaños de Pupi
Mi cumple con Pupi
Pupi se da un baño muy accidentado
Pupi y los zapatos asesinos
Pupi y el cabeza hueca
Pupi y la rebelión en la granja
¡ATENCIÓN! ESTE SITIO USA COOKIES Y TECNOLOGÍAS SIMILARES. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.